Resonancia magnetica

Es posible que hayas escuchado el término resonancia magnetica (RM) en multitud de ocasiones pero no tengas claro en qué consiste o para qué se utiliza. Hoy estás de suerte porque en las siguientes líneas explicaremos detalladamente todo lo relacionado con ésta técnica y los beneficios que puede aportar.

Origenes de la resonancia magnetica

La utilización de la resonancia magnetica en el campo médico fue demostrada por el doctor  estadounidense Raymond Vahan Damadian en 1971. Fue capaz de demostrar que los tejidos del cuerpo humano emitían señales en respuesta a los campos magnéticos generados.

En 1972 el doctor Damadian patentó el primer equipo para realizar resonancias magneticas y Estados Unidos se la concedió en 1974.

 

¿Qué es una resonancia magnetica?

Una resonancia magnetica es una técnica no invasiva que sin utilizar radiación permite observar las estructuras y órganos del interior del cuerpo mediante un gran imán y ondas de radio. Esta técnica no ocasiona molestias ni dolor en los pacientes.

El equipo que se utiliza para llevar a cabo estas resonancias magnéticas tiene un imán de gran tamaño con forma de anillo y con un túnel en el centro. La maquina obtiene información sobre el cuerpo y dicha información es analizada y procesada por ordenadores que la transforman en multitud de imágenes del interior del cuerpo analizado.

El imán debe tener el tamaño suficiente como para alojar en su interior al paciente, al emisor de radiofrecuencia, la antena que guarda las ondas emitidas por el cuerpo del paciente, las bobinas que regulan el campo magnético y el ordenador que procesa toda la información y las convierte en imágenes.

Maquina resonancia magnetica
Máquina resonancia magnetica

¿Para qué sirve una resonancia magnetica?

El objetivo principal de una resonancia magnética es diagnosticar enfermedades y problemas del sistema nervioso central, abdomen, pecho, lesiones musculares o esqueléticas e incluso problemas cardiovasculares. No nos olvidemos de la resonancia magnetica cerebral, que es una de las resonancias más demandadas.

La RM, es una técnica que se puede utilizar en personas de cualquier edad, aunque al tener que estar completamente quieto dentro del anillo puede requerir anestesia en niños de temprana edad.

 

¿En qué casos no se puede realizar una resonancia magnética?

A continuación detallamos las circunstancias en las que no se deberán realizar resonancias magnéticas:

  • Pacientes con insuficiencia renal. Si se les administra gadolinio como material de contraste en una resonancia magnetica, pueden tener desarrollar fibrosis nefrogénica sistémica.
  • Personas con marcapasos.
  • Pacientes con implantes metálicos.
  • Personas con audífonos implantados.
  • Mujeres embarazadas

¿Cómo se realiza la resonancia?

Es una prueba de unos 30 minutos de duración en función de la parte del cuerpo a analizar. Si es necesario, al paciente se le puede administrar un material de contraste para mejorar la calidad de las imágenes resultantes.

También es posible que se le coloquen al paciente unos pequeños dispositivos llamados espirales alrededor de la zona a analizar. Estas espirales ayudarán a enviar y recibir las ondas de radio y mejoraran la calidad de imagen.

Dicho esto, el paciente tendrá que tumbarse sobre una camilla que se introducirá en el interior del anillo de la máquina y deberá permanecer completamente quieto durante toda la prueba.

La prueba no es dolorosa, pero el tener que estar completamente quieto durante media hora y los ruidos que producen la maquina pueden ocasionar molestias. Por ello, si el paciente tiene dificultades o nerviosismo es posible que puedan administrarle algún medicamento para relejarse.

Por ultimo, hay que añadir que en caso de que el paciente se encuentre mal o tenga algún problema, dispone de un intercomunicador para hablar con los médicos.

Una vez finalizada la prueba, el paciente puede levantarse e irse a su casa sin necesitar ningún tipo de reposo.

 

¿Qué son los materiales de contraste?

Los materiales de contraste son utilizados para mejorar la visualización de las imágenes en las resonancias magnéticas, rayos X o TAC y de esta manera distinguir cuales son las condiciones normales de las que no lo son. Estos materiales (también llamados agentes o medios de contraste), son sustancias que cambian de forma temporalmente al interactuar en este caso con las resonancias magnéticas. Al introducirlas en el cuerpo hacen que los tejidos, órganos y vasos sanguíneos se vean de forma diferente de lo que se verían sin estar presente dicho contraste. Gracias a ellos se pueden distinguir las diferentes áreas y el medico puede diagnosticar con mayor precisión el problema del paciente.

Para introducirlos en el organismo se pueden realizar mediante vía oral, por el recto o inyectados de forma intravenosa.

Tras el examen, el contraste se absorbe por el cuerpo o expulsado por el cuerpo a través del recto o mediante la orina.

¿De qué se componen los materiales de contraste?

Pese a que los compuestos yodados y los de sulfato de bario se utilizan para los Rayos X y TAC, para las resonancias magnéticas se utiliza el gadolinio. Este componente mejora la calidad de las imágenes de la resonancia alterando  las propiedades magnéticas de las moléculas de agua cercanas.

 

Resonancia magnetica nuclear

La resonancia magnética nuclear es un proceso físico que se basa en las características mecanico-cuánticas de los núcleos atómicos. Esto se refiere a los métodos que utilizan este fenómeno para estudiar moléculas, macromoleculas, tejidos y organismos completos.

Fuente

 

Resonancia magnetica abierta

Algunos centros donde se realizan resonancias disponen de equipos modernos que no son tan angostos. Cuando se habla de una resonancia magnética abierta, se refiere a que el equipo utilizado no posee el típico túnel donde se introduce al paciente, si no que la camilla que posee es mucho más abierta y espaciosa. Estas máquinas están especialmente indicadas para:

  • Pacientes con claustrofobia.
  • Niños pequeños. Los padres pueden estar a su lado acompañándolos.
  • Personas obesas.
  • Se pueden analizar lesiones articulares flexionadas ya que dispone de mucho espacio.

Equipo resonancia magnetica abierta

 

Precio de una resonancia magnetica

El precio de una resonancia magnetica es una de las preguntas más habituales ya que tambien es una de las pruebas más demandadas hoy en día. Básicamente depende de la zona que abarca y la calidad de las imagenes que se pueden obtener de la máquina. De media, una resonancia puede costar entre 150€ y 500€ segun el centro al que acudas. A continuación veremos los precios aproximados de los diferentes tipos de resonancia:

  • Mamaria entre 150€ y 250€
  • Craneal unos 160€ aproximadamente
  • Articular entre 160€ y 260€
  • De columna lumbar 150€
  • Abdominal 125€ y 280€
  • Cardíaca 260€
  • Prostata entre 180€ y 350€

 

Quizás te pueda interesar:

Complementa tu fisioterapia con magnetoterapia